Barco

PASO Nº3 pequeños trabajos

En este artículo voy a incluir varios trabajos efectuados en el barco para dar un impulso a esta actividad recopilatoria de tareas concluidas. Nunca nos habíamos planteado escribir un blog, ni le dimos importancia al hecho de fotografiar las diferentes etapas de cada faena por consiguiente tengo que hacer uso de mi memoria para esclarecer el orden de los hechos y en ocasiones me encuentro con la ausencia de imágenes que me echen un cable. Y no se si a otras madres le sucede lo mismo pero a mi la maternidad me ha vuelto mas despistada y olvidadiza. Esta actividad de escribir además de estar suponiendo un ejercicio mental enorme, me esta sirviendo para hacer inventario de todo lo ocurrido en estos 4 años y darme cuenta de que el tiempo ha pasado pero no en balde, se han mejorado muchos aspectos del barco y al mismo tiempo hemos vivido lo que nos ha tocado vivir en cada momento influenciados por nuestro entorno y nuestras circunstancias (laborales, familiares, sociales, culturales…)

Uno de los trabajos realizados por Adrián y no fotografiado fue la reconstrucción total de la pala del timón. Sumergido con ayuda de una botella consigue sacar la antigua, la cual está tan deteriorada que en vez de parchearla decide empezar de cero. El interior (eje) lo fabrica con acero inoxidable, saca la forma con unos contrachapados marinos los cuales cubre con fibra y resina epoxi. Después de su fabricación, de vuelta al agua a colocarla en su lugar. Otra cosa a tachar de la gran lista.

La bañera del Voyage originalmente venía cubierta de madera, después de tantos años expuestas al viento, sol, lluvias… se encontraba muy deteriorada y Adrián decidió para ahorrar mantenimiento en un futuro sacarla y trabajarla con fibra. Una vez arrancada la madera de los asientos, enfibra la brazola, que era también de madera, con tejido roving y resina epoxi. Actualmente la bañera es blanca y fácil de limpiar, excepto cuando hay calima. Quizás falte unos cojines, porque después de horas de navegación resulta algo incomodo. Este detalle está aún pendiente.

varios-velerovoyage-06b

varios-velerovoyage-07b

El barco contaba con un piloto de viento, pero no funcionaba. Adrián lo revisa y hace que vuelva a estar operativo. Él confía mucho en estos pilotos como compañero de viaje. Si hay una avería, su arreglo no es demasiado complicado y son mas fiables que los eléctricos.

varios-velerovoyage-08b

Una mejora que decide hacerle al barco es añadirle un molinete eléctrico para el ancla. Voyage no contaba con molinete de ninguna clase lo cual implicaba echar el ancla y recogerla a fuerza de brazos. Busca en internet un molinete eléctrico estropeado para que le salga económico. Llegó de Reino Unido, luego fabricó en el torno un engranaje sin fin, lo monta pero no lo ha instalado aún.

varios-velerovoyage-05b

Relacionado con el ancla, también mejora el pozo donde se recoge la cadena. Originalmente se encuentra en el camarote de proa, con el respiradero hacia la sentina, la cual pasa por debajo de la cama. Esto nos resultaba incómodo y oloroso. Lo que resuelve taponando el respiradero del pozo, colocando una chapa marina en su suelo, el cual lamina con fibra y epoxi. Para que desaguara abre un agujero en el casco hacia el exterior. Remata este trabajo colocando una puerta de madera en la entrada del pozo que se encuentra en el camarote, con lo que nos evitamos olores de la cadena y a su vez resulta un elemento decorativo. A Julia le sirve como expositor para sus primeras obras de arte.

varios-velerovoyage-01b

varios-velerovoyage-02b

varios-velerovoyage-03b

Estos “detalles” son cruciales, facilitan maniobras que en navegaciones muy largas suponen la diferencia entre disfrutar del viaje o un desgaste de energía innecesario. Dejando a parte el aspecto técnico todos estos arreglos o mejoras contribuyen a la personalización del Voyage.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *