Barco

Paso Nº6 Mástil 2

Ya ha pasado más de un mes, casi cuatro, desde que Adrián sacó el mástil y se puso a trabajar en él. Y una vez más constatamos que el tiempo estimado para realizar un trabajo difiere del tiempo real. ¿Como va el mástil en estos momentos? Pues el palo sigue en nuestro jardín pero es cierto que falta muy poco para que vuelva a su lugar, al barco.

Lo que se ha hecho durante todo este gran paréntesis han sido muchas mejoras que las describo a continuación.

Una vez que Adrián concluyó con las soldaduras de aluminio, tenía que idear una forma de forrar el palo por dentro. Quedaba descartado volver a usar el corcho blanco por su inflexibilidad. Por lo que se le ocurre acudir a un establecimiento especializado en aislamiento y buscar alguna espuma que fuese impermeable y flexible, la encontró. Con la espuma en casa, tenía que idear la forma de meterla, el palo mide unos 13 m. con solo dos aberturas, una en cada extremo. Cada paso que ha dado en la puesta a punto de Voyage, ha requerido tiempo de preparación, al final siempre ha conseguido los objetivos, con mucha paciencia. Finalmente, para introducirla, fabrica una especie de carro de madera con el que se empuja cada tubo de espuma que previamente prepara con unas medidas precisas.

mastil2-velerovoyage-03

mastil2-velerovoyage-05

mastil2-velerovoyage-06

Una vez forrado, lija el mástil para después pintarlo. Una vez pintado y seco, es el turno de pasar las drizas. Para hacerlo se ayuda de un cable que hace de guía.

mastil2-velerovoyage-08

mastil2-velerovoyage-09

mastil2-velerovoyage-10

El paso siguiente es remachar los accesorios que han sido limpiados previamente. Con los remaches también tiene problemas, que resuelve comprando otra remachadora.

Aparte de colocar todas las piezas que en su día había desmontado, Adrián añade un elemento más al palo que antes no existía: los escalones, los cuales fabrica uno a uno en su taller. Pensando como no, en hacer más fácil la maniobra de subir hasta el tope.

mastil2-velerovoyage-14

mastil2-velerovoyage-13

Metido ya en faena y pensando en no volver a sacar el palo en unas cuantas décadas, decide fabricar algunas partes del mismo que considera muy deterioradas como: la base del mástil, el tope, los cadenotes, tanto los del palo como los del barco y ha reforzado con una chapa la zona del barco donde asienta la cruceta. Una vez terminados los cadenotes, en los que está trabajando actualmente, quedará listo el mástil y a su vez terminados los cambios precisos para la larga navegación.

mastil2-velerovoyage-01

mastil2-velerovoyage-02

Mientras esto sucede, desde el día 8 de este mes tenemos en casa a un amigo que ha llegado desde Francia para acompañar a Adrián en la travesía hacia el Caribe. Su llegada ha supuesto un chute de energía, ánimo y ayuda, Adrián se encontraba ya muy cansado psíquica y físicamente.

Sin embargo, ahora tiene a su lado alguien tan motivado como él para vivir esa gran aventura, que es cruzar el Atlántico. Christophe, nuestro amigo, está aquí exclusivamente para hacer posible el viaje lo antes posible.

Seguimos sin saber cuantos días exactos faltan para la partida, pero… todo apunta que juntos harán posible que en unos 15 días estén preparados para decirnos adiós.

1 comment

  1. Estoy maravillado de encontrar este blog. Quería daros las gracias por escribir esta obra maestra. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo agregados para ver más cosas nuevas de este blog .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *